Get Adobe Flash player
Inicio / Noticias en General / 15 razones para estar en forma en 2015

Este año, no incumpla su promesa de estar en forma una vez emprenda alguna actividad física. La salud debe ser el gran objetivo. Si es de las personas que pierden interés durante los primeros días de comenzada una rutina, escuche los consejos que le ofrecen varios entrenadores. Seguro le ayudarán a mantener arriba el entusiasmo...

1. Una manera de mantener el ánimo cuando se comienza el entrenamiento es dejar de pensar que su objetivo es el que indica alguien distinto a usted. Fíjese bien un objetivo y, entonces, comience a avanzar, poco a poco, hasta conseguirlo. Recuérdelo: poco a poco. Así es el plan.

2. Elija el ejercicio de su preferencia. Lo importante es decirle sí a la actividad física. Basar la decisión en su gusto hará que experimente empatía con lo que realice. Piense, por ejemplo, en caminar, trotar, nadar, bailar, levantar pesas o involucrarse con otra rutina. Una vez identificado su mejor camino, practíquelo, por lo menos, cuatro veces por semana. Evite hacer esfuerzos extra.

3. El inicio requiere de un empuje emocional, especialmente si se trata de personas sedentarias. Con la ayuda de un amigo que guste de hacer ejercicios, motívese a inscribirse en un gimnasio o a emprender una rutina en su casa o en un parque que le dé seguridad. También es válida la opción de hacerlo de manera individual. Solo recuerde obtener información de un experto para que este le indique la práctica más adecuada.

4. Uno de los estímulos para que usted se motive es acompañarse por personas positivas que refuercen su iniciativa. Resulta desalentador ver cómo alguien de su entorno es indiferente al esfuerzo que usted ha iniciado.

5. Reciba con apertura cuando alguien le exprese palabras como "continúa", "ánimo", "sí puedes". Funcionan como píldoras de aliento.

6. De acuerdo con los entrenadores, a veces ocurre que una persona puede tener buenas intenciones y suficientes deseos, pero, por desconocimiento de la manera correcta de hacer ejercicios, aumenta el nivel de exigencias y termina desanimándose.

7. No cumpla su programa de entrenamiento como un hecho forzado y repetitivo. Si llega a un punto de aburrirse por ejecutar siempre lo mismo, rompa con el automatismo del entrenamiento convencional. Por ejemplo, alterne con la modalidad funcional, adaptable a su nivel actual de condición física. Esto lo hará más divertido, además de resultar desafiante en lo físico y emocional.

8. No olvide que los especialistas están para apoyar las metas de un aspirante inexperto y para indicar el esquema de trabajo ideal. Puede trazarse una pequeña meta diaria para que el cambio sea progresivo.

9. Un elemento de estimulación para seguir una rutina es saber que el ejercicio revierte los valores negativos de su organismo, en caso de estar alterados. De modo que si no encuentra motivación, ganar salud (o mantenerla) constituye razón suficiente.

10. Piense en los beneficios diversos. Realizar ejercicios mejora la calidad de vida. En términos físicos, desarrolla la fuerza y la agilidad necesarias para llevar, de manera óptima, las exigencias del día a día. Hacerlo con regularidad, también le ayudará a aliviar tensiones a su espíritu.

11. No disperse los esfuerzos. Cada quien tiene requerimientos que debe acatar para no desperdiciar energías ejecutando ritmos físicos que no convienen a todos por igual.

12. No asuma el entrenamiento como un castigo. Tampoco se desanime si no observa los efectos anhelados durante las primeras semanas. Algo debe tener claro: el cuerpo responde con su propia sabiduría. Entonces, deje de pensar que no vale la pena.

13. Hay quienes evalúan el beneficio de tomarse una fotografía antes de empezar la rutina para, al cabo de unos meses, compararse con lo que han logrado. Es una manera de plantearse metas y de revisarlas periódicamente.

14. Los entrenadores responsables exigen una revisión médica para arrancar en el gimnasio. Regularmente, se trata de una consulta sencilla, con un internista, que le dirá las condiciones físicas en las que usted se encuentra. Es fundamental saber el estado del corazón. Esto permitirá especificar la rutina más adecuada.

15. Aunque sean sencillos, los programas de ejercitación constituyen una fuente de salud y juventud. Cualquier rutina estimula el cuerpo, lo oxigena y activa las células, generando vitalidad. ¿Más motivación que esto? Dos más: ejercitarse es igual a verse bien y a sentirse en estado óptimo.

Fuentes consultadas
* Richard Linares, entrenador @linaresrichard
* Helemir Solórzano, entrenadora @bitacorafitness
* Luis Arguinzones, entrenador @luisarguinzones
* Manuel Fuenmayor, entrenador @manuelfitness

http://estampas.com

Cuerpo y Mente

Patrocinadores

ServiciosIND
Servicios Profesionales en creación de páginas web. Venta de Hosting y Dominios. Servicio Técnico Para tu computadora.

contacto@serviciosird.net